Saltar al contenido
Libros y Manuales de Agronomia

“PULGÓN RUSO DEL TRIGO” DIURAPHIS NOXIA (MORDVILKO, 1914).PDF GRATIS

DIURAPHIS NOXIA (MORDVILKO, 1914). “PULGÓN RUSO DEL TRIGO”

Resultado de imagen para PULGÓN RUSO DEL TRIGO

 

Morfología
Los ápteros son pulgones pequeños, miden aproximadamente 2 mm de longitud (entre 1,4 y 2,3 mm).
Su cuerpo es alargado y convexo. El color es verde amarillento pálido a verde grisáceo y se encuentra cubierto por una fina capa de cera pulverulenta.
Los cornículos o sifones son muy diminutos (vestigiales) y las antenas son también muy cortas. En el dorso del octavo segmento abdominal, presenta una prolongación o proyección arriba de la cauda que le da el aspecto de “doble cola” o de cola en forma de horquilla, cuando se lo observa de costado. Los alados poseen el abdomen
verde pálido, y miden de 1,5 a 2 mm.

CONOCE AL: PULGON NEGRO DE LOS CEREALES

Biología
En Europa se comporta como una especie monoico holocíclica en cereales, principalmente en trigo (Nafria et al, 1994). En América del Norte y Argentina se reproduce por partenogénesis telitóquica por viviparidad, pasando el invierno como ninfa o hembra adulta.

Resultado de imagen para PULGÓN RUSO DEL TRIGO
La temperatura y el estado de crecimiento de la planta de trigo influyen sobre el tiempo de su vida reproductiva total; y en su fecundidad (número de ninfas por hembra).
Desarrolla mucho más rápido cuando se alimenta del trigo al estado de encañazón que en otros estados fenológicos. No se conocen biotipos de este áfido.

Hospederos
En la Argentina se lo ha observado en: avena (Avena sativa), cebadilla (Bromus unioloides), Hordeum comosum, cebada cervecera (Hordeum distichum), Hordeum murinum, Hordeum secalicum, cebada (Hordeum vulgare), centeno (Secale cereale) y trigo (Triticum aestivum).
En Canadá, sur de Alberta, se ha observado en: gramíneas forrajeras: agropiro (Agropiron spp), raigrás
perenne (Lolium perenne) y poa (Poa pratensis).

Resultado de imagen para PULGÓN RUSO DEL TRIGO

 

Daños
Esta especie puede atacar durante todo el ciclo de cultivo del trigo, desde el macollaje hasta antes de la cosecha.
Las colonias de este pulgón se ubican con preferencia en la parte superior de las plantas. Las plantas atacadas
se detectan por el daño en sus hojas y en las espigas.
Con temperaturas de templadas a cálidas, las hojas atacadas, presentan un estriado longitudinal característico de color blanquecino a blancoamarillento provocado por la inoculación de una toxina que inyectan al alimentarse.

Con bajas temperaturas, en épocas frías estas estrías son de color rojizo a púrpura, debido a la presencia de pigmentos antociánicos. Las hojas superiores se enrollan l o n g i t u d i n a l m e n t e formando una especie de “pajita de gaseosa” dentro de la cual se localizan las colonias de áfidos y de esta forma se protegen. Esta particular
disposición disminuye la acción de los insecticidas de contacto dificultando su control.
Este áfido prefiere las hojas jóvenes, pero en la medida que la población aumenta es posible observarlo en los tallos y las espigas. En fuertes infestaciones, las plantas atacadas disminuyen el crecimiento, se enanizan y algunas veces se
vuelcan. Asimismo, las espigas en formación se retuercen y no emergen correctamente.

Te puede interesar  Manual del cultivo de Pitahaya.pdf gratis

Algunas veces, suelen encontrarse grandes colonias resguardadas dentro de la hoja, matando la espiga, mientras que el resto de la caña está verde.
El daño de este áfido en el campo se presenta en forma de manchones, con plantas menos desarrolladas y descoloridas, recordando este síntoma al producido por problemas de sequía.

Tenga en cuenta que… 

Es necesario detectar en forma temprana el ataque de este insecto para evitar importantes pérdidas en el cultivo.
Su observación se hace difícil debido al hábito de esconderse en las hojas enrolladas de la planta. Por esa razón, se deben buscar las colonias de áfidos en la base de las hojas, en las láminas de las hojas enrolladas y en los ejes dentro de la vaina de la hoja bandera que acompaña la espiga; no olvidando los síntomas de estriado. Posteriormente al estado de grano pastoso este pulgón no produce más daño.
Este pulgón aumenta su población en primaveras secas. En trigo, el ataque comienza a manifestarse a partir de septiembre, llegando a etapa de mayor ataque desde el inicio hasta la plena espigazón (de principios a mediados de noviembre).

Distribución
• Mendoza
• Neuquén
• Buenos Aires

 

DESCARGAR GRATIS

fuente:

http://www.ucv.ve/fileadmin/user_upload/facultad_agronomia/