Saltar al contenido
Libros y Manuales de Agronomia

Principales plagas del tomate

Uno de los principales problemas en el control de plagas de productos hortícolas es que con frecuencia no se identifica adecuadamente la plaga o no se realiza una evaluación sobre la necesidad real del insecticida.

En el afán de minimizar los riesgos de plaga se recurre al uso profiláctico de los insecticidas químicos, de modo que, habitualmente, la estrategia para el control de plagas y enfermedades consiste en su utilización repetida e indiscriminada.

Pero esa estrategia tiene graves inconvenientes: aumenta el riesgo de intoxicación, la efectiva contaminación del medio ambiente y puede provocar un aumento de la incidencia de plagas, al favorecer el desarrollo de resistencias a los pesticidas y la eliminación de los enemigos naturales de las plagas (depredadores y parasitoides).

Como resultado, y con el tiempo, el uso innecesario de insecticidas químicos y la utilización de productos inadecuados, han hecho que su eficiencia actual sea muy baja. 

En ocasiones, los productores no distinguen la plaga que ataca sus cultivos, porque está en un estadío de desarrollo que no reconocen o porque se trata de una plaga que desconocen. Pero es fundamental identificar la plaga correctamente para aplicar el tratamiento adecuado y, especialmente, en los primeros momentos de infestación.

La asistencia en la toma de decisiones de un software como FuturCrop, que calcula el momento de desarrollo biológico de las plagas, y envía avisos al usuario, facilita la correcta identificación, y ayuda a obtener una mayor eficiencia en monitoreos y tratamiento. 

Aún así, es importante tener unas indicaciones básicas para la identificación de plagas y enfermedades, por el aspecto de la plaga, los daños que éstas causan en los cultivos, o la indicación de dónde realizar los monitoreos, por la conducta de las plagas en sus diferentes estadíos de desarrollo.

Araña roja (Tetranychus spp.)

Identificación

  • Huevos: Es esférico, liso y amarillento. Otras especies del género Tetranychus tienen un cuerpo ovalado que se redondea en el extremo trasero, y su color puede variar del naranja o amarillo claro, a otras tonalidades de  verde, rojo, marrón o incluso casi negro. 
  • Larvas: posee tres pares de patas y son de color amarillento 
  • Protoninfas
  • Ninfas: Al igual que los adultos, poseen cuatro pares de patas.
  • Adultos
    • Hembra: La hembra adulta posee una forma ovalada y un tamaño aproximadamente de 0,50 mm de largo y 0,30 mm de ancho. Tiene una coloración diversa, pudiendo ser amarillenta, verde, rojo-anaranjado o carmín. Pero siempre presentan dos manchas laterales oscuras sobre el dorso del tórax. 
    • Macho: Tienen un tamaño bastante inferior y un cuerpo más estrecho que la hembra, con el abdomen puntiagudo y las patas proporcionalmente más largas. Se caracteriza porque tiene los ojos rojos. Su coloración es más pálida, amarillenta y con manchas oscuras en su idiosoma. Tiene el cuerpo aperado y unas patas largas.

Monitoreo

  • Hojas:
    • La araña roja forma sus colonias en el envés de las hojas maduras
    • Los huevos se suelen encontrar en el envés de las hojas.
    • Las larvas, las ninfas y los adultos suelen estar en el envés de las hojas.

Síntomas en la planta

  • La planta reduce su crecimiento, pudiendo llegar a producirse necrosis. En toda la planta aparecen unas telarañas, en las que viven los ácaros, protegiéndose así también de aplicaciones de acaricidas.
  • Hojas: Presentan puntos amarillos o zonas amarillentas en el haz de las hojas, y pueden observarse daños en el envés.

Heliothis (Helicoverpa armígera)

Identificación

La heliotis suele pasar por seis estadios larvarios aunque, bajo determinadas circunstancias, pueden ocurrir cinco o siete.

  • Huevos: Son casi esféricos, con la base aplanada, con un diámetro de unos 0,5 mm. Su color es inicialmente blanco amarillento brillante, pero, antes de la emergencia de las larvas, cambia a marrón.
    • Estadíos larvarios
    • Adultos: En ambos sexos las alas posteriores son de color crema, con una banda marrón oscura en el margen externo.
      • Hembras: Son polillas de color naranja parduzco, miden aproximadamente 18 a 19 mm de longitud y tienen una envergadura alar de unos 40 mm.
      • Machos: Son de color verde grisáceos y más pequeños. Las alas anteriores están flanqueadas por una línea de puntos negros.

Monitoreo

  • Los huevos se depositan individualmente sobre los brotes jóvenes, cerca de las yemas, flores, frutos o en las hojas, 

Síntoma de las plantas

  • Agujeros en las hierbas tiernas, y en los frutos, cerca del tallo.
  • Los frutos dejan de crecer, maduran rápidamente y se caen

Mosca blanca (Bemisia tabaci)  

Bemisia tabaciTrialeurodes varopariorum

Identificación

Es frecuente que se existan problemas de confusión con la Trialeurodes vaporariorum.

  • Huevos
  • Larvas: Su desarrollo biológico comprende 3 estadíos larvarios. Sus larvas son de color amarillo, a diferencia de las larvas blancas de la Tetranychus vaporariorum. Durante el cuarto estadio larval adquieren una forma casi redonda y amarilla, denominada pupa, en la que ya se observan claramente los ojos rojos y las alas blancas del adulto.
  • Adultos: Las alas en reposo de la Bemisia tabaci se pliegan en tejadillo, a dos aguas, son casi rectangulares, y están muy pegadas al cuerpo. Entre las alas se forma una hendidura que permite ver el cuerpo, de color más amarillento. Las alas en reposo de la Tetranychus vaporariorum son triangulares y horizontales.
Te puede interesar  Manual del cultivo de PAPAYA. descargar libro gratis en español

Monitoreo

  • Hojas: Las larvas se localizan en el envés de las hojas, y las larvas del cuarto estadío larvario se encuentran en las hojas más viejas. Sin embargo, no sólo las larvas se sitúan en las hojas, sino que se pueden encontrar todos los estadíos de desarrollo de la Bemisia tabaci en una misma hoja.

Síntomas de las plantas

  • La planta, incluyendo los frutos, está cubierta de una melaza, que favorece la aparición de la negrilla (Cladosporium spp.) y que impide la comercialización de los frutos. 
  • Hojas: La plaga puede causar la aparición de manchas cloróticas, amarillear, marchitarse y caer.
  • Frutos: La negrilla puede impedir su comercialización. Además puede producirse la maduración irregular de los frutos 

Minador  (Liriomyza spp.)

Identificación

  • Huevo: Tiene forma oval y es de color blanco crema
  • Larvas: En el primer estadío la larva es transparente pero más tarde se vuelve de color blanco sucio a amarillo ocre y alcanza una longitud de unos 2mm. 
  • Pupa: Su color varía entre el amarillo y el marrón-rojizo
  • Adultos: Pequeña mosca de unos 2 mm de longitud, de color amarillo con manchas negras, y alas claras.
    • Hembra: Mide de 2 a 3 mm. Es de color negro con superficie ventral y patas de color amarillo. Tiene una visible mancha dorsal también amarilla. Al final de su abdomen el aparato ovipositor de color negro, con apariencia de púa.
    • Macho: un poco más pequeño que la hembra. No tiene un mecanismo para practicar agujeros y alimentarse, por lo que utiliza los puntos de alimentación realizados por las hembras.

Monitoreo

  • Hojas: Las larvas realizan galerías en las hojas maduras de los cultivos, mientras que los adultos realizan picaduras en las hojas más jóvenes para su alimentación. Las galerías son más visibles por el haz de las hojas.

Daños de la planta

  • Hojas: Presencia de agujeros redondos en el haz de la hoja que realizan las hembras adultas con su ovipositor, para poner huevos y para alimentarse de la savia de las plantas. Además, las larvas realizan túneles en el mesófilo de las hojas, pero deja las capas exteriores de las hojas y el tallo intactos. Al reducir la capacidad de fotosíntesis de la planta, se suele producir la desecación y caída prematura de las hojas. Un pequeño porcentaje de las larvas permanece colgado de la hoja y pupa allí, a veces en el haz, pero normalmente en el envés.
  • Planta adulta: galerías y picaduras en las hojas. Orificios en los frutos, y perforaciones en el tallo.
  • Planta en desarrollo: galerias y picaduras en el tallo.

Polilla del tomate (Tuta absoluta)

Identificación

  • Huevos
  • 4 estadíos larvarios y prepupa: Las larvas de primer estadio son blanquecinas a amarillentas al emerger.
  • Pupa
  • Adultos

Monitoreo

  • Detectar galerías en hojas y frutos en las cuales, a diferencia de otros minadores, se puede observar restos de excrementos.
  • Las larvas prefieren las hojas y los tallos, pero también se observan debajo de la parte apical del fruto e incluso en su interior. Las larvas  se aventuran temporalmente al exterior de las galerías de las hojas o frutos.
  • La transformación a pupa tiene lugar en el suelo, sobre la superficie de la hoja, en una hoja doblada o en una galería.

Síntomas de las plantas

  • Hojas: Las galerías que realiza la plaga tienen forma de manchas en las hojas. 
  • Las frutas pueden ser atacadas tan pronto se formen, pero las larvas solo se alimentan de frutos verdes. Las galerías realizadas provocan malformaciones Los daños en los frutos facilitan que las enfermedades criptogámicas penetren en su interior, provocando su putrefacción durante o después de la cosecha. Los brotes quedan apolillados y los tomates presentan unos orificios y las zonas internas ennegrecidas.

Trips (Frankliniella occidentalis)

Identificación

  • Huevos: Ovales, blancos y de unos 0,2 mm de longitud.
  • Larvas: Desarrollan 2 estadíos: Durante el primero tienen un tamaño muy pequeño, y son de color blanco o amarillo pálido. En el segundo estadio tiene un tamaño parecido al de los adultos y son color amarillo dorado.
  • Ninfas: Amarillentas con ojos rojos. Comienzan a presentar los esbozos alares que se desarrollarán en los adultos.
  • Adultos: El adulto es alargado y delgado, con dos pares de largas alas, de variado color: del rojo al amarillo y el marrón. Tienen dos pares de alas plumosas replegadas sobre el dorso en estado de reposo.
    • Hembra: la hembra es un poco mayor que el macho, alrededor de 1,2 mm.
    • Macho: El macho adulto es 0,9 a 1mm de longitud aproximadamente.

Monitoreo

  • Hojas, pétalos y partes blandas de los tallos son el lugar en cuyos tejidos vegetales se insertan los huevos.
  • Hojas: Mientras los adultos prefieren el haz de las hojas, las ninfas se suelen encontrar en el envés de los foliolos con daño.
  • Suelo: suelen pupar en el suelo, aunque también se pueden encontrar pupas en las hojas, en las flores o en otros lugares protegidos. El suelo también es el lugar en el que se localizan las ninfas inmóviles, en lugares húmedos, o en grietas naturales de hasta 15 mm bajo el nivel de suelo.
  • Flores: Los adultos se localizan en las partes superiores de las plantas, principalmente las flores, de cuyo polen se alimenta.
Te puede interesar  Manual de PLAGAS Y ENFERMEDADES del Tomate. pdf gratis

Síntomas de las plantas

  • Yemas; Los trips prefieren alimentarse de los tejidos vegetales en desarrollo, tales como las yemas apicales y las florales. El posterior desarrollo de los tejidos provoca una grave deformación de las hojas y flores e incluso provocar que las yemas florales ni siquiera se abran.
  • Hojas: La saliva segregada en la alimentación da lugar a deformaciones en los meristemos, que al desarrollarse la hoja en la epidermis aparecen manchas cloróticas arrugándose. 
  • Frutos; también pueden sufrir malformaciones. Las nínfas se alimentan de los frutos recién cuajados.
  • La epidermis de hojas y frutos presentan lesiones superficiales de color blanquecino, en forma de picadas, provocando manchas gris plata por la reacción de la planta a su saliva. También los excrementos delatan la presencia de la plaga en el cultivo.Las hojas pueden necrosarse, pudiendo afectar a todas las hojas y provocar la muerte de la planta. 

Pulgones (Myzus persicae, Macrosiphum euphorbiae, Aulacorthum solani…)

Identificación

Los pulgones pueden presentar diferentes formas dentro de la misma especie. Por ejemplo, myzus persicae tiene un tamaño de 1,2 a 2,3 mm y es de color verde amarillento, con sifones verdes, largos y dilatados. Hay pulgones ápteros (sin alas) y alados. Los primeros tienen el tórax y abdomen unidos, y los segundos perfectamente separados. El color también puede variar, del blanco al negro, pasando por amarillo, verde y pardo. Generalmente son insectos de cuerpo blando pequeño, de aspecto globoso y con un tamaño medio entre 1-10 mm. Los pulgones son insectos chupadores, y están provistos de un largo pico articulado que clavan en el vegetal, y por él absorben los jugos de la planta. 

Monitoreo

  • Se localizan en las as partes verdes, tales como hojas (donde a veces se observa una preferencia por una posición determinada dentro de ellas), ramas, tallos, brotes, flores y frutos
  • Se acumulan colonias de estos pequeños insectos de color oscuro o verdoso, sobre todo en los brotes tiernos de la planta en desarrollo.

Síntomas de las plantas

  • Hojas: Enrollamiento y arrugado de hojas hacia abajo.abarquillamientos, enrollamientos o crispamientos en las hojas
  • Hojas y tallo: Presencia de melaza (sustancia azucarada y pegajosa), y hormigas alrededor de los pulgones.
  • Pecíolos: deformaciones
  • Malformaciones de brotes y frutos
  • Presencia de melaza en toda la planta.

Enfermedades del tomate

Enfermedades víricas del tomate

Los problemas más graves que afectan al cultivo del tomate los producen los virus, que son transmitidos por insectos vectores, principalmente pulgones, moscas blancas y trips. En algunas ocasiones, los síntomas de los virus son muy parecidos. Para su correcta identificación, especialmente ante síntomas anormales, es aconsejable tomar muestras para analizar en el laboratorio.

Entre las principales enfermedades víricas del tomate destacan: 

Peste negra del tomate o virus del bronceado del tomate(TSWV)

  • Hojas: Presenta unos característicos dibujos en forma de grabados o arabescos. 
  • Frutos: Presentan círculos concéntricos, en ocasiones con ligero relieve. Crecimiento unilateral característico. En la maduración del fruto se colorean de forma poco homogénea, produciendo una coloración llamativa y característica.

Virus del Mosaico del tomate (TMV)

  • Hojas: Manchas cloróticas con forma de mosaico.
  • Fruto: manchas cloróticas con forma de mosaico

Virus del rizado amarillo del tomate, o virus de la cuchara (TYLCV)

  • Las plantas paralizan su crecimiento, pudiéndose observar una reducción del tamaño de las hojas y de las distancias entre nudos
  • Hojas: Los síntomas foliares son lo más distintivo de del rizado amarillo de la hoja del tomate 
  • El peciolo de la hoja puede aparecer enrollado. 
  • Frutos: Puede producirse falta de cuajado, o  los frutos pueden resultar más pequeños y de color más pálido.

Virus de la mancha anular del tomate (TRSV)

  • Hojas: Manchas con patrón de mosaico amarillo, que derivan a manchas necróticas de color amarillo y café. Crecimiento atrofiado.
  • Troncos y tallos: Manchas acuosas y rayas.
  • Frutos: Manchas de color verde oscuro. Deformaciones del fruto

Virus de la mancha anular del tomate (CMV)

  • Las plantas de tomate generalmente están atrofiadas.
  • Hojas deformadas, o “hojas de helecho”, necrosis, pecíolos y tallos, pudiendo llegar a causar la muerte de la planta. Reducción del limbo foliar.
  • Frutos en maduración presentan anillos con cavidades anulares que permanecen amarillas al madurar.

Virus Y de la patata (PVY)

  • Hojas: Amarilleo y manchas necróticas internerviales en foliolos.
  • Frutos con alteraciones en la coloración.
Te puede interesar  Manual de reconocimiento de plagas y enfermedades.pdf

Enfermedades bacterianas del tomate

Las enfermedades causadas por hongos pueden provocar pérdidas importantes en el rendimiento y la calidad de los cultivos, disminuyen la vida útil de las plantas y limitan su producción y comercialización (por ejemplo, por malformaciones de los frutos), causando grandes pérdidas económicas.

Son muchas las enfermedades que pueden afectar al cultivo del tomate: Moho de la hoja (Cladosporium fulvum), Podredumbre causada por Alternaria alternata, Mancha gris (Stemphylium solani), Viruela (Septoria lycopersici), Peca bacteriana (Pseudomonas syringae), Mancha bacteriana (Xanthomonas campestris), Podredumbres de raíz o cuello y marchitamientos, podredumbre húmeda del tallo provocadas por Sclerotinia spp., Podredumbre de cuello y raíces (a consecuencia de Phytophtora parasítica), Fusarium solani, el Cáncer bacteriano (Clavibacter michiganensis), Podredumbre basal del tallo provocada por Sclerotium rolfsii, etc. Pero destacan por su frecuencia las siguientes enfermedades:

Mildiu de la patata o Tizón tardío (Phytophthora infestans)

Esta enfermedad ataca la parte aérea de la planta, en cualquier etapa de desarrollo, en condiciones de elevada humedad. 

  • Hojas: Aparecen manchas oscuras e irregulares, inicialmente de aspecto aceitoso, que con el tiempo necrosan en las hojas.  En condiciones de humedad aparece en el envés de las hojas un fino polvo blanco que se corresponde con las esporas. 
  • Tallo: Manchas pardas alargadas que símbolo de necrosis y marchitez en la planta.
  • Fruto: Manchas pardas de contorno irregula, generalmente en la mitad superior.
  • Tubérculos: Manchas de color gris o negro y que son de color marrón rojizo por debajo de la piel. Rápidamente se pudren por una infestación bacteriana secundaria y producen muy mal olor. Los tubérculos aparentemente sanos se pudrirán más tarde, mientras estén almacenados para su consumo o plantación.

Oidio (Leveillula taurica)

  • Hojas: Inicialmente encontramos manchas blancas en el haz de la hoja que se van tornando amarillentas, en cuyo envés puede verse un polvillo blanquecino. Las manchas aumentan en número y tamaño, extendiéndose de las hojas viejas a las jóvenes, dificultando el desarrollo de la planta. En ataques fuertes de Oidiopsis, las hojas se secan y se desprenden, provocando defoliaciones y, por tanto, quemaduras en los frutos, pues quedan directamente expuestas al sol

Alternariosis o tizón temprano (Alternaria solani)

  • Se manifiesta por la podredumbre de los frutos, aunque también puede afectar a las hojas, el tallo y los peciolos de la planta. 
  • Hojas: se generan manchas pardas circulares, con anillos concéntricos, de hasta medio centímetro de diámetro. Las áreas afectadas se tornan amarillas, luego pardas y las hojas cuelgan. El manchado comienza por las hojas más viejas y luego progresa hacia arriba. Las lesiones se rodean de un halo clorótico debido a la producción de toxinas. La planta entera puede sufrir desfoliación y morir. 
  • Tallo y peciolo: se producen lesiones negras y con forma alargada
  • Frutos: las manchas son firmes, hundidas y a veces con anillos concéntricos, sobre estas lesiones se producen abundantes fructificaciones. Las lesiones se pueden unir destruyendo tejido foliar y afectando la calidad del fruto. 

Podredumbre o moho gris (Botrytis cinerea)

  • Hojas, tallos y flores: se producen manchas pardas (polvo grisáceo)que es el micelio gris del hongo.  En hojas y flores se producen lesiones pardas, mientras que en frutos tiene lugar una podredumbre blanda en los que se observa una vellosidad gris del hongo.
  • Frutos: se produce una podredumbre blanda – acuosa.

Cladosporiosis (Fulvia fulva)

  • Hojas: Los primeros síntomas aparecen como manchas que van de verde a amarillentas en la superficie posterior de las hojas más viejas. Esto coincide con el desarrollo de masas de conidios del hongo color verde olivo en la superficie inferior de la hoja. Según progresa la enfermedad, las hojas inferiores se tornan amarillas y se caen. 
  • El fruto infectado desarrolla una pudrición negra y correosa en la punta del cáliz. Afecta causando manchas de color amarillo pálido en el haz de las hojas.

Fusarium oxysporum

  • Hojas: Produce marchitez y amarilleo que comienza en las hojas más bajas y que termina por secar la planta.
  • Tallo:  Si se realiza un corte transversal al tallo se observa un oscurecimiento de los vasos.

Antracnosis (Colletotrichum spp.)

  • Hojas: Las infecciones en las hojas rara vez son un problema, y se caracterizan por pequeñas lesiones circulares rodeadas por una aureola amarilla, alrededor de los nervios 
  • Frutos: La antracnosis aparece en el tomate cuando los frutos están en proceso de maduración. Aunque el fruto ya está infectado cuando está verde, los síntomas no aparecen hasta que madura. Sobre ellos aparecen manchas circulares de aspecto acuoso (como podrido) que se hunden hacia el interior. El centro se vuelve aún más oscuro y la pudrición aumenta.
  • Raices: desarrollan lesiones cafés con micro esclerocios en la superficie de la raíz. Este síntoma le ha dado su nombre común: podredumbre negra de raíz.