Saltar al contenido
Libros y Manuales de Agronomia

Vivero

El objetivo del manual es aportar información técnica en el manejo de viveros para ponerlo a disposición de técnicos y productores que se dedican al mejoramiento genético del cultivo del aguacate mediante la técnica de injertación.

El documento está dirigido a la producción de árboles de aguacate para zona alta, pero es importante indicar que muchas de las prácticas indicadas se pueden aplicar para la reproducción de árboles en zonas bajas.

Ubicación

El éxito en el establecimiento de un vivero de aguacate, tiene su base en considerar los siguientes aspectos:

• Buen acceso • Buena exposición al sol durante el día

• Protección contra los vientos

• Topografía plana con obras para evacuar los excesos de agua en el suelo

• Disposición de agua para riego. Aislado en lo posible de plantaciones comerciales de aguacate

• Puntos de control para la entrada y salida del área de vivero

• En el punto de entrada al vivero debe haber un sistema de lavado y desinfección de zapatos, herramientas, equipo, maquinaria y otros elementos que pongan en riesgo la bioseguridad del área de producción.

Aspecto Legal

Todo vivero debe estar debidamente registrado ante el Servicio Fitosanitario del Estado, según Decreto 33927-MAG. De esta manera, el viverista tiene la ventaja de contar con un seguimiento técnico que le asegure mayor calidad y manejo fitosanitario.

Instalaciones

Para establecer un vivero de aguacate es importante contar con instalaciones adecuadas, que ofrezcan seguridad para resguardar los materiales, insumos, herramientas, maquinaria y el equipo requerido para su manejo.

Tipos de instalaciones

Bodega de Agroquímicos

Una bodega de agroquímicos debe contar con el espacio suficiente, de acuerdo al volumen de insumos que se pretenda manejar en relación al área de vivero.

Además, es importante tomar en cuenta el criterio que establece el Ministerio de Salud en la legislación referente a este tipo de bodegas para el manejo y almacenamiento de agroquímicos (Decreto N° 286559-S; Gaceta N° 104, 31/05/2000; artículo 5° del almacenamiento).

En forma resumida, se indica que el recinto debe contar con buena aireación. Los productos químicos se ordenan de acuerdo a su categoría de toxicidad, separados en estantes, con su respectiva información; aquellos productos de banda roja se mantienen bajo llave.

Por otra parte se menciona que la puerta de entrada a la bodega se tiene que mantener con candado.

Finalmente es indispensable contar con un botiquín, para una pronta atención en caso de ser necesario, mientras el paciente se traslada a un centro médico

Bodega de Herramientas y Equipo

La bodega debe contar con espacio que permita acondicionar adecuadamente las herramientas, maquinaria y equipo que se requiere en los procesos de producción.

Galerón

El galerón se utiliza para almacenar tierra, abonos orgánicos y diferentes sustratos utilizados como medios de germinación y crecimiento de plantas. Este galerón, también debe contar con espacio para el tratamiento de los sustratos y para realizar las mezclas que se usan en el llenado de bolsas.

Vivero o Invernadero

En la actualidad los viveros de aguacate se encuentran ubicados a plena exposición; sin embargo, es importante tomar en cuenta algunos aspectos que le den mayor protección y seguridad a los materiales vegetativos que aquí se desarrollen.

Conviene agregar algunos elementos que funcionen como barrera contra organismos vectores de enfermedades; en especial virus, fitoplasmas, hongos y bacterias que ponen en riesgo la condición fitosanitaria de las plantas.

Además, es importante el uso de bancales, altura de los mismos, tarimas, colocación de bolsas, entre otros; se detallarán en temas posteriores.

Piso o base del vivero

En este aspecto se debe considerar lo siguiente:

 El suelo o base del vivero debe tener ligero desnivel para evitar el exceso de humedad.

 El suelo debe cubrirse con algún material (Piedra, grava, piedrilla, polietileno, geomembrana, etc.); para evitar la germinación de malezas, el salpique del agua, la diseminación de enfermedades y los excesos de humedad; tal y como se muestra en la figura 1

Medidas de seguridad

Para proteger y asegurar la calidad del vivero, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

 El vivero debe estar completamente cercado, para evitar el ingreso de personas ajenas o animales.

 El vivero debe contar con una sola entrada.

 Todo viverista debe colocar a la entrada del vivero, una pileta para la desinfección de los zapatos de viverista, trabajadores o personas que se les permita ingresar.

La pileta debe tener una esponja humedecida con una solución de formalina al 5% o de sulfato de cobre al 10% (entre otros), como se observa en la figura 2.

Esta práctica ayuda a evitar el ingreso de enfermedades de difícil control, como Phytophthora sp, Fusaruim sp, Pythium sp, Verticillium sp, Rosellinea sp, Cylindrocladium sp, Rhizoctonia sp; entre otras, que afectan la raíz de las plantas.

Como fue indicado anteriormente, el vivero debe contar con una sola puerta de acceso (entrada y salida), la cual debe permanecer cerrada, con un rotulo visible donde se prohíbe el ingreso a personal no autorizado (figura 3); consecuentemente cerrada con llave cuando el personal no está laborando en el vivero.

En localidades donde la radiación solar es muy fuerte, se recomienda colocar sarán, que genere entre un 25 y 40% de sombra.

En zonas altas se recomienda techar con plástico en las primeras etapas de desarrollo, para regular la temperatura nocturna que afecta el adecuado crecimiento de las plantas.

El cual se debe retirar a los 22 días después de la injertación, en busca de que la planta se adapte a la luz directa del sol

Sustratos para vivero

Los sustratos son materiales que permiten el anclaje, almacenamiento, suministro de agua y aire al sistema radical de las plantas (figura 4).

Una buena mezcla de sustratos, permite obtener un material vegetativo sano y vigoroso, con las características deseables para un buen desarrollo vegetativo a nivel de plantación comercial.

Materiales recomendados para sustratos.

Tomando en cuenta las características que debe reunir una buena mezcla para sustrato en la etapa de vivero, se citan a continuación los principales materiales:

• estiércol (boñiga descompuesta)

• caballaza

• lombricompost

• cascarilla de arroz

• fibra de coco

• tierra buena *

• compost

• roca molida

• tierra de montaña

• aserrín Cuando se utilice boñiga, caballaza o cualquier otro material de estiércol, debe someterse a un proceso de compostaje, para disminuir al máximo problemas fitosanitarios.

Cuadro 1.

Opciones de mezclas con buenas características para ser utilizadas como sustratos en el llenado de bolsas.

Tierra buena corresponde al tipo de material de origen franco a franco arenoso, para tener un suelo bajo en contenido de arcillas que permita la permeabilidad necesaria para evitar excesos de humedad y darle poco peso al sustrato.

**También en lugar de usar arena, se puede utilizar roca molida, aprovechando que generalmente esta tiene gran cantidad de nutrientes que pueden ser aprovechados por las plantas.

En algunos viveros el uso de arena ha ocasionado presencia de problemas fitosanitarios, por tanto, debe ser un tema a considerar.

Lo más recomendable es la utilización de sustratos inertes; tales como turba y fibra de coco, para evitar el desarrollo de enfermedades, las cuales son muy factibles en sustratos que contienen mezcla con tierra.

Este tipo de sustratos son sugeridos en caso de exportación de arbolitos, ya que el uso de tierra es prohibido como sustrato para exportar material vegetativo.

Generalmente, la mezcla para sustrato y cantidades, se hace de acuerdo a las necesidades y experiencias del viverista, esto por cuanto hay algunos materiales que retienen más humedad que otros por lo que favorece el desarrollo de hongos.

Esto a pesar de una adecuada desinfección; tema que se desarrolla posteriormente.

También, algunos viverista utilizan otras mezclas con excelentes resultados, como lo son: cisgo de carbón (carbón molido), abonos orgánicos y cascarilla de arroz.

Bolsa para vivero

Las bolsas para vivero deben ser de material plástico o polietileno de color negro.

El tamaño de la bolsa va a depender del tiempo que se piensa mantener los árboles creciendo en el vivero, por lo que es importante considerar que la bolsa debe tener suficiente altura; para proveerle a la planta buen espacio para un buen desarrollo radical (figura 5). Algunas opciones recomendadas como tipo de bolsas tenemos: bolsa de 22 x 36 cm. bolsa de 22 x 43 cm

Preparación y desinfección del sustrato

Preparación

El aguacate es un cultivo muy sensible al exceso de humedad y a la falta de aire en el suelo, por tanto, es importante usar mezclas que reduzcan estos factores.

Se debe utilizar un material lo suficientemente suelto para que las raíces puedan crecer adecuadamente.

Un sustrato que contenga mucha tierra generalmente se compacta y retiene mucha humedad, favoreciendo el desarrollo de enfermedades.

Por eso es importante utilizar en las mezclas, los porcentajes indicados en el cuadro 1 de cada materia prima.

Si se utiliza un sustrato con altos contenidos de abonos orgánicos, favorece la nutrición y el desarrollo de las plantas y a la vez reduce la aplicación de fertilizantes.

Por otra parte es muy importante tomar en cuenta las necesidades nutritivas de la planta, evitando el exceso de sales.

Desinfección del sustrato

En el cultivo de aguacate, es imprescindible que la mezcla del sustrato usada para el llenado de bolsas esté bien desinfectada, debido a la alta susceptibilidad de las raíces a enfermedades del suelo como en el caso de Phytophthora cinnamomi.

Generalmente, a nivel de vivero los hongos que comúnmente afectan raíz, son Fusarium sp y Rhizoctonia sp; Pythium sp, Verticillium sp, Cylindrocladium sp; entre otros, para ello es importante realizar aplicaciones periódicas de Trichoderma sp en forma que empape todo el sistema radical.

También, de forma periódica la aplicación en drench (por inundación) de Microorganismos de Montaña (MM), contribuye en gran medida a la protección y control de patógenos que puedan afectar la raíz. Este producto se elabora a nivel finca o vivero.

Para mayor información pueden consultar en la Agencia de Extensión Agropecuaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería más cercana.

Es importante recalcar que de nada serviría tener cuidados en la obtención y manejo de la semilla con tratamientos de desinfección, si no se complementa con una desinfección de la mezcla de sustrato, utilizada tanto para el semillero como para el llenado de bolsas.

Existen diferentes productos químicos y prácticas culturales que se pueden utilizar en el tratamiento del suelo, pero es muy importante conocer el radio de acción que cada uno tiene, en el control de diferentes tipos de problemas fitosanitarios que pueden estar o presentarse en el suelo.

En el siguiente cuadro se resumen los tratamientos de desinfección de sustrato comúnmente utilizados, donde se incluye la dosis, los organismos que controla y el tiempo requerido antes de sembrar los arbolitos.

Los sustratos inertes como la turba y fibra de coco se pueden desinfectar con PCNB (pentacloronitrobenzeno) o hidroxiquinoleina al 37.5 % (sulfato) u otro producto similar que contenga la misma acción.

En el vivero del Centro Agrícola de Tarrazú, realizan la práctica de desinfección después del trasplante; además utilizan en mezcla otro producto que contiene una mezcla comercial de polisacáridos, proteínas, poli péptidos, aminoácidos, ácidos húmicos, precursores de hormonas y complejos vitamínicos; con el objetivo de proteger y activar las raíces, dando excelente resultado para un adecuado desarrollo de las plantas.

Semilla

La selección de semillas se debe hacer a partir de árboles que sean buenos productores, que presenten un buen estado fitosanitario, vigorosos y con una producción sostenida año con año, o sea, que no presenten alternancia en estado de madurez fisiológica.

Las frutas se deben cosechar directamente del árbol, no se deben recoger semillas del suelo ya que pueden estar infectadas por Phytophthora.

Manejo de la semilla

Las frutas se deben poner a madurar colocadas sobre una lona en el piso; no se deben dejar madurar en sacos o cajas cerradas, porque pueden presentarse problemas con enfermedades fungosas que se transmiten al resto de las frutas.

En todo caso es importante sumergir las frutas por 15 a 20 segundos en una solución a base de un producto formulado a partir de Extracto de semilla de cítricos (500 ml/189 l de agua).

Este tratamiento reduce la presencia de enfermedades que vienen del campo.

Una vez maduradas las frutas, se extraen las semillas, luego se lavan con agua limpia, se colocan preferiblemente en cajas plásticas y se dejan secar bajo sombra (figura 6).

Aquellas semillas muy pequeñas o que presenten algún daño por insecto u otro, se deben eliminar.

DESCARGAR MANUAL COMPLETO GRATIS

SI TE GUSTO, VALORA NUESTRO TRABAJO Y COMPARTE CON TUS AMIGOS

TE DEJO MAS MANUALES SOBRE FRUTALES